Elección de mi hosting y dominio

HostingsHace unos días escribí por qué había elegido gestionar mi blog con WordPress y comenté que para hacerlo tuve que alquilar un hosting. Hasta el momento mi experiencia con hostings pagos era prácticamente nula, salvo unos pocos meses que estuve usando el de GoDaddy.com y la verdad que no fueron del todo satisfactorios. LLegué a GoDaddy porque conozco gente que lo usa y además es el primer registrador mundial de dominios (que no es poca cosa). Quería registrar el dominio marlund.com pero no estaba disponible así que me decidí a registrar suecomarcus.com que es el nombre de usuario que uso para casi todo. De paso aproveché a alquilar el un hosting Linux de U$S 3,59/mes (haciendo el pago anual) que tenía:
  • 5 GB de almacenamiento
  • 250 GB de transferencia mensual
  • 500 cuentas de correo de 10MB cada una
  • 6 cuentas FTP
  • 10 base de datos MySQL
  • 25 subdominios
  • Mucho software pre-instalado
Mi gran error fue no darme cuenta (o tal vez, no darle importancia en su momento) de que GoDaddy solamente me permitía alojar un sólo sitio, es decir, que si tuviese un segundo dominio ejemplo.com tendría que apuntarlo hacia la misma carpeta a la que apuntaba suecomarcus.com.
Hace apenas una semana me di cuenta que el dominio que deseaba desde un principio, marlund.com, había quedado libre. A penas pude, lo registré, también en GoDaddy. Ahí me surgió el problema de que GoDaddy no me dejaba hacer que suecomarcus.com y marlund.com apuntaran a dos carpetas distintas del servidor. Lo que sí se podía hacer es un redireccionamiento, por ejemplo, de marlund.com hacia suecomarcus.com/marlund pero eso no es lo que yo quería. Además estaba usando el hosting para hostear un tercer sitio con un dominio “.uy”. No había más remedio que buscar un hosting mejor, que me dejara tener tener todos lo sitios que quisiera. GoDaddy ofrecía otro plan Linux a U$S 6,29/mes (haciendo el pago anual) que tenía:
  • 100 GB de almacenamiento
  • 1.000 GB de transferencia mensual
  • 1.000 cuentas de correo de 10MB cada una
  • 6 cuentas FTP
  • 25 base de datos MySQL
  • Subdominios ilimitados
  • Cantidad de sitios web: ilimitados
  • Mucho software pre-instalado
No era una mala configuración, pero 6 cuentas FTP me parecía algo pobre para el precio. Si mi idea era alojar varios sitios en un mismo hosting y yo soy el que administra a todos, con una cuenta FTP me alcanza, pero si los sitios que quiero hostear son de otras personas (por ejemplo, le cedo un poco de espacio a un amigo para que cuelgue su sitio web) es fundamental que pueda disponer de todas las cuentas FTP que quiera. Por eso me puse a buscar alternativas a GoDaddy. En WordPress.org me econtré con un lugar donde recomendaban hostings pagos y en la -corta- lista aparecía BlueHost, un hosting del que ya había oido hablar, pero que ahora que lo vi recomendado por WordPress.org me inspiró mucha más confianza. BlueHost ofrecía un plan Linux a U$S 6,95/mes (haciendo un pago por dos años) con las siguiente características:
  • 300 GB de almacenamiento
  • 3.000 GB de transferencia mensual
  • 2.500 cuentas de correo del tamaño que quieras asignarle
  • 1.000 cuentas FTP
  • 50 base de datos MySQL
  • Subdominios ilimitados
  • Cantidad de sitios web: ilimitados
  • Mucho software pre-instalado
  • Un dominio .com, .net, .org, .biz, .info o .us
Es bastante más de lo que me ofrecía GoDaddy por prácticamente el mismo precio. Estuve a punto de registrarme hasta que me topé con HostMonster, un hosting que me llamó la atención por el gran parecido que tenía con BlueHost pero a un menor costo. HostMonster ofrecía un plan Linux a U$S 5,95/mes (haciendo un pago por dos años) con las siguiente características:
  • 300 GB de almacenamiento
  • 3.000 GB de transferencia mensual
  • Cuentas de correo (del tamaño que quieras asignarle) ilimitadas
  • Cuentas FTP ilimitadas
  • 100 base de datos MySQL
  • Subdominios ilimitados
  • Cantidad de sitios web: ilimitados
  • Mucho software pre-instalado
  • Un dominio .com, .net, .org, .biz, .info o .us
Le pregunté a la gente de BlueHost sobre HostMonster, y me respondieron que eran los mismos dueños, pero que por un tema de marketing hacen como que BlueHost y HostMonster fuesen dos empresas distintas. Me dijeron que todo el hardware es idéntico, que la calidad de servicio y soporte es la misma para cualquiera de los dos hostings. Entonces no lo pensé más y contraté el servicio de HostMonster y ahí es donde actualmente está alojado este blog.
Aunque todavía no han pasado muchos días desde que tomé la decisión, por ahora no me arrepiento de nada. El panel de control es bastante mejor que el de GoDaddy, ahora tengo mucho más control sobre todo y soy más libre de hacer las cosas que quiero. Esperemos que todo siga marchando bien!
Share