Crear startup emprendimientoEl pasado 29 de octubre de 2009 se realizó en Estocolmo, Suecia, un evento llamado 24 Hour Business Camp (24HBC). La idea es juntar en un mismo lugar a un grupo de emprendedores de internet para llevar a cabo sus ideas, y todo esto en tan sólo 24 horas.

El 24HBC no es competición aunque luego del evento se abre una votación online para saber cuáles son los proyectos que le gustan más al público. El objetivo es conocer a otros emprendedores (networking), poner a prueba nuestra creatividad e inspirar a otras personas a que construyan sus propias start-ups. Por lo que leí, el evento está inspirado en el 24 Hour Dotcom que se realizó en Berlín en 2004.

Esta fue la segunda edición del evento (ya se había hecho algo parecido en enero de 2009).  Participaron 120 emprendedores y varios quedaron afuera por falta de lugar. La gente llega con una idea, en algunos casos tiene algo armado, y tienen un día para crear un sitio/servicio web lo más funcional posible. Algunos de los proyectos son sitios de comercio electrónico, aplicaciones para el iPhone, aplicaciones para Facebook, mash-ups, etc.

A los desarrolladores se les ocurre de todo un poco pero uno de los proyectos que me llamó más la atención fue SistaOrdet.se. Se trata de un sitio que tiene mucho que ver con algo que escribí en el blog hace un tiempo: ¿qué pasa con nuestra vida online luego de que nos morimos?. Al registarnos en SistaOrdet (que cuesta U$S 14 por única vez) nos dejan hacer una lista de algunas cosas que nos gustaría hacer luego de morirnos. Por ejemplo: mandarle una carta o un regalo a alguien. En el caso del regalo hay que pagarlo a parte.

Share

5 Comments

  1. Posted 2009-11-03 at 01:48 | Permalink

    Me preocupa que te interese tanto lo que va a pasar con tu vida online cuando ya no estes entre los mortales 😛

  2. Posted 2009-11-03 at 01:57 | Permalink

    @Santiago Pehar
    Ja, justo lo habíamos hablado hace poco. Sería más preocupante no preocuparme por estas cosas por tener la muerte planeada!

  3. JA
    Posted 2009-11-03 at 12:42 | Permalink

    Uuuu… eso del testamento virtual me parece macabro. ¿Mandarle un regalo a alguien? Ya me imagino: “Sí, María Gabriela, nunca lo supiste, pero yo te amaba, y ahora es tarde” 😀

  4. Posted 2009-11-03 at 13:02 | Permalink

    @JA
    Uno de los ejemplos que daba el desarrollador era mandarle algo no muy grato a un jefe que no te trataba bien.
    También se podría usar como para hacer público algo que no podías (o no querías) contar en vida. Gardel podría haber aclarado su nacimiento.

  5. JA
    Posted 2009-11-03 at 13:48 | Permalink

    Ah, la opción de expresar (post-mortem) todo el afecto que se sentía por el jefe es una posibilidad interesante. Sin embargo, pagar 14 US$ por culpa del jefe es una afrenta. Y quizás, el jefe leerá la nota y por todo exclamará algo como “Pobre Parker, tan joven y ya en el otro mundo” (Call of Cthulhu: Shadow of the Comet dixit). Definitivamente me quedo con la opción de informarle a María Gabriela sobre la felicidad que ya no podrá tener. Y por heredad, le dejo la contraseña del blog y un librito de WordPress.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *