Faltan Ingenieros en Computación (en Sistemas)

El lunes publicaron en el diario El País un artículo titulado Faltan ingenieros en computación” (también llamados de Sistemas o de Informática, dependiendo de la universidad). En la nota hablan sobre que la mitad de los estudiantes de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de la República (UdelaR) estudian para convertirse en Ingenieros en Computación (5 años), con título intermedio de Analista de Sistemas (a los 3 años). Supongo que la gran mayoría de estos estudiantes ingresan a la Facultad con ánimos de recibirse de Ingenieros y no de Analistas. Me gustaría saber qué valor real tiene el título de “Analistas de Sistemas”, es decir, si es algo más que un nombre que indica que el estudiante ha cursado 3 años de la carrera (todo esto respecto al título de la UdelaR).

La cosa es que de los 9200 estudiantes de la Facultad, 4600 estudian Computación (un 50%). Además en la Facultad se dictan clases de por lo menos otras 5 carreras de Ingeniería. El Instituto de Computación y toda la Facultad en general no dan a basto.

En 2007 se recibieron:

  • 76 ingenieros en Computación
  • 65 ingenieros Electricistas
  • 28 ingenieros Industriales Mecánicos
  • 62 ingenieros Civiles
  • 4 ingenieros Agrimensores
  • Otros

Estos números muestran que de los estudiantes que egresan, menos de un tercio son estudiantes de Computación. Sin embargo representan la mitad del total estudiantes de la Facultad. Se podría decir que el rendimiento de los estudiantes de Computación es más bajo que el resto. ¿Por qué será? Pueden haber varios motivos pero el hecho es que la Facultad destina la mitad de su espacio a estudiantes que rinden menos que el resto, que aprovechan menos los recursos.

En el artículo de El País se habla de un proyecto de U$S 7.000.000 para construir cuatro edificios que amplíen la Facultad de Ingeniería. Yo entiendo que más espacio puede ser necesario, por ejemplo, una cantina más grande vendría muy bien, pero con esto no se ataca el problema de fondo. Está perfecto invertir en infraestructura pero si no va de la mano de una buena gestión de la enseñanza de ingeniería no sirve de mucho.

En el caso de Computación creo que:

Algunos factores por el cual “fracasan” los estudiantes son:

  • La oferta educativa de la Facultad pública es poca. Si alguien quiere estudiar informática lo más probable es que termine metiéndose a estudiar “Ingenieria en Computación” pero hay que entender que una ingeniería no es para todo el mundo. Hay personas que con una carrera de programador de 2 años o con una Licenciatura de 3 o 4 años ya estarían conformes. Algo que les permita recibirse antes y salir al mercado laboral con más herramientas en un menor tiempo. El marcado no necesita que todos los programadores sean ingenieros.
  • Hay jóvenes que se anotan a estudiar informática sin saber realmente de que se trata. Que te gusten las computadoras (usar, armar y desarmarlas), los juegos, armar redes y la tecnología en general no necesariamente significa que te vaya a gustar la programación, las bases de datos y todas esas cosas.
  • Probablemente los estudiantes de Computación sean los que más rápido pueden comenzar a trabajar siendo estudiantes (en comparación con las demás ingenierías).
  • La oferta de las universidades privadas en el área de la informática es muy alta, mucho mayor que en las demás ingenierías, y hace que muchos estudiantes abandonen la facultad pública.
  • Además están los problemas que también sufren el resto de las ingenierías en la UdelaR. Ya escribí varias cosas aquí.
Share

Egresos vs Ingresos de Ingenieros – ORT y UdelaR

Me acaban de llegar unos números sobre la cantidad de ingresos y egresos que hubieron en las facultades de la Universidad ORT Uruguay en el año 2007. Siempre tuve la impresión de que la relación egresos/ingresos debería ser mucho mayor en una universidad privada que en la Universidad de la República (UdelaR).

Los datos más recientes que conseguí de la Facultad de Ingeniería en la UdelaR (FING) son del 2003 así que la comparación que puedo hacer no es la mejor.

En la ORT ingresaron 300 estudiantes a la Facultad de Ingeniería en 2007, mientras que en FING ingresaron 1019 estudiantes en 2003.

En la ORT egresaron 83 estudiantes a la Facultad de Ingeniería en 2007, mientras que en FING egresaron 398 estudiantes en 2003.

La relación en ORT es de 83/300 = 28%
La relación en FING es de 398/1019 = 39%

Estos números sueltos no dicen mucho pero me llamaron un poco la atención porque supuse que iban a ser al revés. A partir de ellos no se pueden sacar reales conclusiones sobre la duración de las carreras de ingeniería ya que no sé de qué generaciones son los estudiantes que egresan. Lo que sí se es que de los 398 estudiantes que egresaron de FING en 2003, cinco son de la generación 1998 (es decir, estudiantes que se recibieron en 5 años). Los 393 estudiantes restantes son de generaciones anteriores a la 1998, es decir, que demoraron 6 años o más en egresar (OBS: del año 1996 hacia atrás la carrera de ingeniería en FING duraba 6 años y no 5 años como se estableció en el Plan de Estudios de 1997).

Share

¿Qué pasaría si me cierran la cuenta de Gmail o Facebook?

Hace un tiempo me vengo preguntando qué pasaría si un día entro a Gmail y me entero que mi cuenta fue cerrada (clausurada) por el motivo que sea. Lo mismo con Facebook. Y la respuesta no es otra que: una catástrofe.

En este momento tengo más de 7000 mensajes en la bandeja de entrada de Gmail y en Facebook ya hace unos meses desde que me registré por lo que he mandando varios mensajes, publicado fotos, creado grupos y varias cosas más.

No quiero asustar a nadie pero tenemos que darnos cuenta que gran parte de nuestras vidas está en servidores en alguna parte del mundo y de un momento para otro podrían desaparecer o al menos quedar inaccesibles para nosotros. Con esto no quiero decir que no deberíamos usar este tipo de servicios. Después de todo si se nos prende fuego la casa también perderíamos muchas de nuestras pertenencias (fotos, libros, documentos, etc); siempre existe el riesgo. Además me parece que es más probable que le pase algo a nuestra casa antes de que falle un servidor de Google (junto con sus respectivos respaldos).

Lo que sí es más probable es que alguien nos “hackee” la cuenta de Gmail o Facebook, es decir, que alguien logre entrar a nuestra cuenta sin nuestro consentimiento, nos cambie la contraseña y nos deje sin posibilidades de volver a entrar. Y no hay que ser un genio de las computadoras para hacerlo. Por ejemplo, existen unos pequeños programas llamados “keyloggers” que registran cada una de las teclas que  apretamos en el teclado. Estos programas podrían instalarse en cualquier computadora como en un cibercafé, en el trabajo y en la universidad.

Otra manera de perder acceso a nuestra cuenta se puede dar en el caso de que Gmail o Facebook consideren que hemos violado alguna de las reglas de utilización del servicio. Y esto puede pasar sin que conscientemente hayamos hecho algo malo. En Facebook ya he visto a varias personas a las cuales les cerraron la cuenta por agregar demasiados amigos en un mismo día, una regla que no muchos conocen.

Por lo que ven hay varias maneras de perder nuestros datos y por lo tanto debemos tener cuidado.

En el caso de Facebook creo que es peor (más si se sigue popularizado con el ritmo actual). Facebook se está convirtiendo en nuestra identidad en la web, es como una vida cibernética que vamos construyendo de a poco, día a día. La mayoría de la gente que conozco se registró en Facebook hace menos de un año. Imagínense cómo serán sus perfiles dentro de un año o dos. Contendrán una cantidad enorme de información, será como un registro de todas las cosas que has hecho en estos últimos años. Allí se podrá ver quienes son tus amigos, quien es tu familia, donde trabajaste, donde estudiaste, la música te gusta, las fiestas y eventos a los que fuiste, tu número de teléfono, las ideas y el candidato a presidente que apoyas, las fotos y videos donde aparecés, cuales son tus mascotas y muchísimas cosas más. Perder todo esto sería como que te quiten parte de tu vida.

Y lo peor de todo es que, a diferencia de Gmail, en Facebook no podemos hacer respaldo de nada! Es un poco preocupante.

Share